Hija de inmigrantes de El Salvador se convierte en diseñadora de modas y abre su tienda en Beverly Hills

Johana Hernández siente que está soñando. No puede creer que acabe de abrir una tienda con sus propios diseños de alta costura en la ciudad de Beverly Hills.

“Me siento súper feliz. Mi sueño era tener mi tienda y la oportunidad ha venido en el momento perfecto. La ciudad de Beverly Hills me ha recibido con los brazos abiertos”, dice esta joven hispana de 33 años de edad, especializada en el diseño de vestidos de alta costura y novias.

Sus padres son inmigrantes de El Salvador. Vinieron a Los Ángeles hace más de 40 años.

La diseñadora de modas Johana Hernández creadora de la marca Glaudi considera que la alta costura luce fabulosa en mujeres de todas las edades y tallas. (Facebook Johana Hernández)

El gusto por el diseño le viene a Johana desde que veía a sus padres trabajar en las fábricas de costura de Los Ángeles que cosían para marcas muy reconocidas en el mercado como Guess, Gap o Calvin Klein . “Mis tías también cosían”, dice.

Johana explica que le gusta la moda porque permite que las personas se arreglen de diferentes formas.

“Le tengo mucha pasión al diseño. Me encanta cómo te  ayuda a transformarte”, explica.

Esta joven diseñadora de modas nació en Compton, pero fue a la Secundaria Downey donde se graduó en 2004. Recientemente su nombre fue colocado en el salón de la fama de la Secundaria Downey como un homenaje a sus logros a tan temprana edad. Fue a la escuela de modas al Instituto de Diseño y Mercadotecnia (FIDM) en Los Ángeles.

“Yo comencé a estudiar diseño a los 18 años; a los 19 años encontré mi primer empleo como diseñadora líder, y mi primera colección fue presentada por el Wall Street Journal ; a los 24 años abrir mi propia compañía Glaudi por Johana Hernández”, menciona. Pero también ha diseñado para marcas con Isaac Mizrahi Jeans, Eli Tahari, Hanna Montana license y Disney License, entre otros.

La diseñadora de modas hispana Johana Hernández ha podido presentar sus diseños en Nueva York y Paris. (Facebook Johana Hernánez).

Decidió ponerle a su tienda Glaudi en honor a su madre que se llama Gladis. La tienda en Downey se localiza en el 8808 de Imperial Hwy. “Hace cuatro años la abrí”, dice. 

Johana dice que el negocio de la moda para ella no solo un asunto de vanidad sino una oportunidad para ayudar a otros.

“A los 24 años, lancé mi colección para recaudar fondos para los niños de México y El Salvador”, comenta.

Pero le ha ido también que entre su cartera de clientes figuran varios artistas latinos como Gloria Trevi, Natalia Jiménez, Anahí, Rossy Rivera, María Conchita, Lucero, Alejandra Espinoza, entre otros.

Está encantada además porque es la diseñadora de la reina del concurso de belleza de El Salvador, Zuleyka Soler quien representará al país de sus padres en Miss Universo 2019.

“Águeda López – la modelo española esposa del cantante Luis Fonsi– es la imagen de mi marca”, explica.

Johana Hernández utiliza su talento para la moda para ayudar también a quienes no tienen recursos. (Facebook Johana Hernández).

Sus padres José Reynaldo Hernández y Gladis Hernández, dice, se sienten muy orgullosos de ella. 

“Pensé que se iban a asustar cuando les dije que iba a abrir una segunda tienda en Beverly Hills, pero ellos creen en mí y la comunidad me está apoyando mucho”, afirma.

Johana tiene dos hermanos. Uno de 31 años y otro de 35 años. 

Una de sus más grandes inspiraciones es su abuela a quien nunca conoció y quien falleció de cáncer.

“Ella me inspira a seguir adelante. Y yo me siento muy bendecida de trabajar en mi pasión y de venir de un lugar humilde. Soy la única latina en muchos eventos de moda. Para muchos diseñadores, el diseño de modas es un hobbie para mi es una carrera”, comenta.

Johana fue la primera salvadoreña en la Semana de la Moda de París de este año.

Define su estilo como moderno, elegante, fresco y femenino. Sus precios no resultan de todo inalcanzables. “Los vestidos de boda y quinceañera cuestan de 2,500 dólares para arriba; y los de fiesta a partir de 600 dólares”, precisa.

“Mis diseños son a la medida de las clientas”, precisa.

Johana considera que su éxito se debe a su pasión por el diseño y a que le pone el corazón a su trabajo.

“Todo se ha dado muy natural. Me encanta lo que hago, y le doy mucha importancia a los detalles. Me gusta que mis diseños sean inolvidables”, dice.

Y se confiesa cristiana y creyente. “Hago todo con un propósito y siempre trato de ayudar a otras personas. Por ejemplo, regalamos vestidos de graduación para las muchachas que no tienen dinero”, observa.

La tienda Glaudi en Beverly Hills se encuentra en pleno corazón de la sofisticada ciudad, a una cuadra de la famosa avenida Rodeo en el 9608 Brighton Way, código postal 90210.

“El trabajo se hace en Los Ángeles y en Turquía. En este último país porque allá hacen mucho trabajo de bordado”, comenta.

Johana Hernández, nacida en Compton, California no se olvida de su origen humilde cuando viaja por el mundo para mostrar sus elegantes diseños de alta costura. (Facebook Johana Hernández).

En 2014 fue nominada por la revista People en español como una de las 25 mujeres más poderosas; mientras que la revista Latina Magazine la nombró entre las 30 estrellas favoritas menores de 30 años.

Si quieres conocer más del trabajo de Johana, visita su sitio: www.glaudicolection.com  La puedes contactar en info@glaudicollection.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *